miércoles, 18 de julio de 2012

Unas 600 empresas públicas deberían cerrar y sólo lo hicieron 2




Frase lapidaria emitida por el Secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, la semana pasada. Con ella se puede comprobar el nivel de implicación que presentan los Gobiernos Autonómicos en la reducción del Gasto Corriente del Estado. 

Las Autonomías se han convertido en sub-gobiernos centrales. Digo Sub-gobiernos porque quieren convertirse en sub-estados a imagen y semejanza del Estado Central. Y para eso, la pasta que haga falta, que la pongan los contribuyentes.

Y de quitarme los chiringuitos nadad de nada.

En vez de tantos referendums independentistas, podrían plantear un referendum sobre la prestación de servicios y cuanto le costaría a cada uno.    Que pongan una lista, y al lado que porcentaje de mis impuestos representan. Seguro que los Españoles, que para eso son muy espabilaos, son capaces de meter la tijera para dejar lo justo y que no haga falta ni subir el IVA ni el IRPF ni otra infinita lista de etc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario