miércoles, 11 de julio de 2012

Del estado de las autonomías; los reinos de taifas.






En España, y desde hace ya bastante tiempo, asistimos a un proceso descentralizador que, no por nuevo, se viene repitiendo cíclicamente en nuestra historia.

Ya en el año 1009 comienza la desintegración del Califato de Córdoba. Esto dio lugar a la independencia paulatina de las taifas de  Almería, Murcia, Alpuente, Arcos, Badajoz, Carmona, Denia, Granada, Huelva, Morón, Silves, Toledo, Tortosa, Valencia y Zaragoza. Cuando el último califa Hisham III es depuesto y proclamada en Córdoba una república, todas las coras (provincias) de Al-Ándalus que aún no se habían segregado se autoproclaman independientes.  (Vamos, que una vez aprobado el Estatuto Catalán, tonto el último)



Durante el apogeo de los reinos de taifas del siglo XI sus reyezuelos intentaron reproducir las estructuras del califato omeya a una escala menor. Para ello compitieron entre sí no solo militarmente sino también procuraron mostrar su esplendor intelectual. Para ello, trataron de rodearse de los más prestigiosos poetas, científicos y artistas. Paradójicamente, el periodo de taifas fue a su vez el del máximo apogeo de la cultura andalusí, y en este siglo sus creaciones intelectuales adoptan caracteres propios e independientes del islam oriental. Progresan las matemáticas y la astronomía, florece la poesía y la arquitectura desarrolla un estilo manierista que influirá posteriormente en el arte magrebí de almorávides y almohades. (nosotros competíamos en aeropuertos regionales, líneas de AVE en todos los pueblos, empresas públicas por doquier, etc)

Sin embargo, la disgregación del califato en múltiples taifas, que podían subdividirse o concentrarse con el paso del tiempo, hizo evidente que sólo un poder político centralizado y unificado podía resistir el avance de los reinos cristianos del norte. Al carecer de las tropas necesarias, las taifas contrataban mercenarios para luchar contra sus vecinos o para oponerse a los reinos cristianos del norte. Sin embargo, esto no fue suficiente y los reinos cristianos aprovecharían la división musulmana y la debilidad de cada taifa individual para someterlas. Al principio el sometimiento era únicamente económico, forzando a las taifas a pagar un tributo anual, las parias, a los monarcas cristianos. (Ya a De Guindos le han metido la cornada desde Europa, cediendo parte de las competencias en políticas económicas)

No obstante, la conquista de Toledo en 1085 por parte de Alfonso VI de León y Castilla hizo palpable que la amenaza cristiana podía acabar con los reinos musulmanes de la península. Ante tal amenaza, los reyes de las taifas pidieron ayuda al sultán almorávide del norte de África, Yusuf ibn Tasufin, quien pasó el estrecho y no sólo derrotó al rey leonés en la batalla de Zalaca (1086), sino que conquistó progresivamente todas las taifas.

Y al final tuvieron que pedir que las intervinieran, claro, con una cesión total de las competencias. 

Y digo yo, ¿no habría que hacer algo antes de llegar a este extremo?.  -   Ya sabemos, que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y 1000 años después volvemos a lo mismo.

Las referencias de los Reinos de Taifas, son de Wikipedia..

1 comentario:

  1. Esta atomizacion del espacio es el proceso ne gativo,la union es la fuerza, el proceso positivo es europa una sola nacion, luego la union de europa y america acabando con un planeta con una sola bandera y un idioma unico a partir de ese punto se valorara a las personas por sus valores humanos y no por chinos, catalanes o piamonteses.

    ResponderEliminar