jueves, 26 de julio de 2012

Análisis "grosero" del Sector de la Construcción.




Una de las cuestiones que mas me afecta en lo profesional es la "parada de burro" que ha sufrido el sector de la construcción. (Por algunos, mal denominado "del ladrillo"). En este sentido quiero presentar algunos datos que orienten sobre el orden de magnitud del estado en que se encuentra el sector a cualquier neófito..

En primer lugar quiero hacer constar algunas aclaraciones al respecto:


- Estamos hablando de la Construcción, por lo que vamos a disgregarla de la Promoción Inmobiliaria, la cual incluye la gestión de suelo, la gestión de la construcción y la comercialización de las obras. Nosotros, en nuestro análisis, nos vamos a quedar simplemente con la parte de poner "ladrillos".
- Por otro lado nos encontramos con la Obra Pública (en adelante OP). Entiéndase aquella promovida por las diferentes Administraciones del Estado.
- Existen otros tipo de trabajos y clientes no incluidos en las consideraciones anteriores (industriales, obra privada comercial, etc) que no se han recogido en las siguientes reflexiones. El alcance de los datos analizados no pretende determinar el volumen global de la construcción en España, sino que simplemente quiere trasladar el estrangulamiento del sector que supone la situación actual.
- Por ultimo, el sector se encuentra segregado en diferentes niveles de competencias de empresas. Por un lado se encuentran las Grandes Constructores, que cotizan en el Ibex, totalmente globalizadas, diversificadas y con mercados y clientes en los cinco continentes. En segundo lugar nos encontramos a las Casi-Grandes Constructoras. (las 20 primeras del ranking nacional), que al igual que las anteriores copan el mercado nacional y tienen presencia internacional. En tercer lugar, se encentra otro nivel de empresas constructoras, menos especializadas y que trabajan a nivel nacional, pero sin implantación en la totalidad del territorio. De aquí para bajo se reducen los tamaños de las empresas y se minimizan los volúmenes de negocio internacional. La parada de burro afecta con mayor intensidad según se baja en dicho escalafón. 


En lo que respecta a la OP hemos tomado los datos publicados por SEOPAN, como observatorio de la construcción, mediante los valores aportados por las licitaciones de obras publicados en boletines. Estos valores indican los volúmenes de obra a ejecutar en los periodos de licitación y los consecutivos.

La serie de valores aportados se inicia en 2001 hasta 2011 e incluye segregada la licitación de la Administración General, Autonómica y Local. Destacar como la inversión tuvo un periodo de crecimiento hasta 2006, reduciéndose ligeramente en 2007 y 2008 y cayendo abismalmente durante 2009, 2010 y 2012.




La dispersión de los valores indica que tomando como referencia el 2001 obtenemos:

- La Administración General en 2001 suponía el 42% de la licitación en OP.
- El máximo pico de inversión se produjo en 2005, representando un 58% mas que el 2001.
- Las Administraciones Autonómicas en 2001 suponían el 30% de la inversión.
- El máximo pico de inversión se produjo en 2006, duplicando hasta el 214% la inversión del 2001.
- Las Administraciones Locales representaban en 2001 el 28% de la inversión.
- El máximo pico de inversión se produjo en 2006, alcanzado el 500% del valor de 2001 y llegando hasta en 52% del total licitado en aquel año.
- Los valores del último año 2011 suponen menos del 60% del volumen licitado en 2001 y menos del 22% del volumen licitado en el 2006. Hemos reducido el sector a la quinta parte en cinco años.

En lo que respecta a la construcción de viviendas, hemos utilizado los valores recogidos en los informes anuales emitidos por los Colegios de Arquitectos. En estos informes se recogen los visados realizados por los colegiados con respecto a nuevas viviendas.

El proceso para cuantificar económicamente estos datos ha partido en considerar los m2 de construcción, a los cuales se les ha aplicado el valor de 750 €/m2 de precio medio estadístico de construcción. (podría haber sido otro cualquiera, pero los valores resultantes se van a analizar de manera relativa y no absoluta).



Los valores analizados nos trasladan las siguientes conclusiones:


- En el año 2001 ya nos encontrábamos a mitad del ciclo alcista, el cual ha tenido mayor recorrido que el de la OP. En ese año la construcción en edificación triplicaba el volumen de OP.
- Desde el 2001 al 2006 se incrementó un 70%.
- El volumen de obra visada para el 2011 ha supuesto el 15% del volumen del año 2001 y tan solo el 9% del volumen de obra visado en 2006. Hemos reducido el sector a la décima parte en cinco años.


En la siguiente tabla hemos integrado los valores anteriores.unificando OP y construcción de viviendas. La reducción del volumen de trabajo con respecto al año 2006 ha dejado el sector reducido al 13% de lo que alcanzó en 2006.





Los valores del 2012 no se han incluido, pero las previsiones avanzan reducciones de otro 30%.


Para hacer un "número gordo", el rescate pedido por España para la banca asciende a 100.000 M€ a devolver en 15 años. La reducción del volumen de la construcción con respecto a 2006 supone 146.000 €, por año. La reducción del volumen de la construcción con respecto a 2001 asciende a 50.000 M€.


Estos datos se pueden analizar de muchas maneras, pero al final estamos hablando que la situación actual está abocando al cierre sectorial. Las empresas de mayor tamaño trasladarán son equipos productivos al extranjero y el resto estarán abocadas a la desaparición. El personal de mayor cualificación podrá trasladarse al extranjero, pero el grueso de los trabajadores, de muy baja cualificación no dispondrán de oportunidades laborales en el sector. El número de parados del sector asciende casi al millón de trabajadores.


Si pensamos en el futuro, obviamente, el volumen de trabajo que se va a generar, estará lejos de los excesos cometidos. Igualmente los periodos de crisis purgan el sector, eliminando multitud de empresas poco eficientes, y generando empresas mas competitivas.


Por otro lado, aunque parezca que la construcción se ha encargado de llenar España de obras faraónicas, también es verdad que se han construido infraestructuras que han permitido el desarrollo y vertebración de este país, mejorando sus elementos productivos. La inversión "eficiente" en infraestructuras obtiene retornos inmediatos en la sociedad.


Todo esto hace que, independientemente de la situación económica actual, se deba plantear una Planificación Estratégica, que permita mantener unos mínimos sin hacer desaparecer el sector. ¿Hasta donde se puede reducir la actividad sin que desaparezca uno de los sectores en los que España resulta puntera en el mundo?.


Trabajando en un mercado tan atomizado y tan competitivo, la primera empresa española tiene un volumen identico a la primera constructora de los EEUU. Si descartamos a las empresas chinas, solamente existen cuatro empresas con mayor volumen que ACS.


Recordemos que el éxito de nuestras empresas constructoras son el resultado de la evolución y el buen hacer de todo un sector. El éxito de nuestro futuro pasa por una renovación y una planificación a medio plazo que dinamice el sector.










No hay comentarios:

Publicar un comentario