miércoles, 20 de junio de 2012

Indignados VS Acongojados



scream and shout by mdanys


Durante los últimos meses, a pie de calle asistimos a un lento movimiento social. No me refiero a los manifestantes, representantes de asociaciones, 15M o demás. Me refiero a la sociedad en general; a la conversación en el trabajo, en el bar con los amigos o incluso con el kiosquero de la esquina. Todo el mundo se siente en el ojo del huracán ante el devenir de los acontecimientos.
El inicio de la crisis generó un sentimiento de preocupación y desconfianza por lo incierto del futuro. Igualmente se comenzó a fraguar un sentimiento de indignación contra nuestros dirigentes políticos. Falta de liderazgo para unos, haber renegado de los principios para otros y la preocupación de lo desconocido para todos.
Las incertidumbres en el futuro se ha trasladado a un sentimiento de Indignación generalizado. La falta de perspectivas de una mejoría a corto plazo y la sensación de que las soluciones propuestas se demuestran ineficaces, (tanto por lo anteriores Reds, como los actuales Blues) están alimentando la burbuja de la indignación.
Durante largo tiempo esta burbuja ha crecido poco a poco y de manera constante, incorporando cada vez mas integrantes. Estábamos indignados porque el problema generado por otros nos afectaría macroeconómicamente a todos.
Pero la semana pasada asistimos a un nuevo fenómeno. Parte de este país se levantó acongojado ante la perspectiva de que habíamos llegado al borde del abismo y solamente nos quedaba caer. La perspectiva de una quiebra del sector bancario, y las posibles consecuencias de ello, nos afectan a todos (Perdida de ahorros, corralitos, etc.). ¿Quién no tiene una cuenta en el banco? Es la primera vez en mucho tiempo, que el desastre ha pasado de ser una entelequia a ser algo cercano. - Y ya no hablamos de macroeconomía. Como indica la cita, “mañana te puede pasar a ti”.
La ventaja para los políticos es que los "acongojados" hacen poco ruido. Tienen problemas más graves en los que pensar que hacer ruido. Pero que no se descuiden. Un acongojado que ha resuelto su problema inmediato, volverá a la calle como un indignado más, pero mucho más cabreado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario