lunes, 28 de mayo de 2012

Teoría Económica de las Palomitas ( I )

Palomitas by Antonio Fiol


Antecedentes:


Para aclarar futuros conceptos, definamos correctamente la fabricación industrial de palomitas de maíz.
Que sepamos, existen dos tipos de máquinas para hacer palomitas; la mas   extendida es la que tiene una especie de sartén suspendida en la parte  superior. Cuando se hacen las palomitas, rebosan y caen dentro de la vitrina.  Llamémosles “Estáticas”.

El otro tipo, las “Dinámicas”, calienta el maíz mediante un chorro de aire de alta temperatura y cuando estalla la palomita es arrastrada por toda la vitrina simulando un efecto similar a la lavadora. Detallo esto, para no confundir la explicación que damos a continuación, ya que nos vamos a centrar en las del segundo tipo.


Axioma:


La economía es como la máquina de palomitas; mientras tenga aire caliente parece que el mundo crece, pero cuando se para, todas las palomitas caen abajo y de das cuenta de las pocas que había.


Explicación:


Pensad que las palomitas son unidades monetarias, y cada vuelta que dan a toda velocidad equivale a una transacción económica. Al final, con muy pocas palomitas a gran velocidad conseguimos disparar la economía. Para ello solamente necesitamos un catalizador, que es el calor, o confianza en los beneficios.
Una vez que tenemos el concepto, claramente, tenemos la fórmula. (Y que me perdone Einstein, que seguro que no estaba pensado en las palomitas)

                                    E  = m x C2

Donde:
  • E  es la economía. (supongo que lo habías adivinado)
  • m  son la cantidad de palomitas que tenemos. (la m es porque son de maíz, claro)
  • C2  es el cuadrado del catalizador que mueve las palomitas.
La primera conclusión, como todos presuponíamos, es que la parte que mayor peso tienen en el incremento de la economía, es el término C. Es decir la confianza en los BENEFICIOS.


Segunda, el pilar que sostiene la economía, sigue siendo la cantidad de maíz que se aporta al sistema. Si este no es suficiente, las palomitas se aceleran, pero no podemos extraer ninguna de la máquina.


Para no extenderme, seguiremos desarrollando las conclusiones en siguientes post, mas adelante. 


Colaboradores:

Esta teoría es fruto de una cuantas cervezas con mi estimable amigo Valentin, que hablando de otras cosas, dio con el eslabón perdido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario