jueves, 31 de mayo de 2012

Banqueros y la mujer del cesar

Caja Madrid by Aditza


Ya se sabe que “la mujer del Cesar no solo deber ser honrada sino parecerlo”. Hago esta referencia a propósito del desgobierno que aparece en los medios de comunicación con respecto a los gestores del sistema bankario durante los prósperos años del boom inmobiliario.

Sin contar nada nuevo, el sistema ha sucumbido al exceso de exposición al sector inmobiliario. Durante un decenio se ha ido retroalimentando un sector en el que los beneficios se obtenían sin aporte de capital propio y siempre recurriendo a la financiación externa. A precios irrisorios y sin barreras de entrada. A este juego hemos jugado todos, los propietarios/compradores, las promotoras/inmobiliarias y los bankios/cajas.


Con respecto a los primeros, ya lo estamos pagando. Casi siempre con créditos que duplican el valor actual de los bienes hipotecados. Las segundas, de igual manera, habiendo desaparecido la mayor parte. Pero, ¿Qué ha pasado con los gestores?. En este caso gran parte de los directivos de las inmobiliarias pasaron directamente al sector bankario. (Efecto boomerang. La banca rescata gestores)

Es decir, el negocio no se desinfló, simplemente cambió de cara. Los mismos actores, pero eliminando un paso intermedio que era la Promotora Inmobiliaria.

Por último, ¿qué ha pasado con los bankios?. La mayor parte de ellos han cambiado de escenario, se han unido, separado y retozado durante los dos últimos años, pero siguen siendo los mismos actores.

Y con esto cerramos el círculo. Dentro de los bancos, por un lado tenemos a los propietarios, el triste accionista, que confundido por la estrellas de la burbuja, se animó a participar, a pequeña escala, en el negocio. Ahora, sus ahorros valen la mitad o la quinta parte que entonces. (Y en esto coinciden en muchos casos con los de las hipotecas).

Por otro lado tenemos a los gestores, que deberían haber defendido a los anteriores. Muchos han participado, mediante su gestión, en el proceso que hinchó la burbuja, y muchos siguen todavía gestionando dichos bankios. Pero, ¿hasta donde alcanza la responsabilidad de dichos elementos??.

Si un empresario realiza una mala gestión, lo más probable, es que pierda su empresa y puede que parte de su patrimonio.

Si un profesional realiza una mala gestión, lo mas probable es que pierda su puesto de trabajo. Y sea despido procedente.

Si un directivo de un bankio, realiza una mala gestión, puede que pierda su trabajo o puede que no. Pero siempre le quedará una pensión vitalicia de 14 millones de euros. (enlace)

Si un consejero de una caja realiza una mala gestión, simplemente tiene que decir que no estaba cualificado para el puesto. (enlace) y (enlace)

Si en cualquier parte uno tiene responsabilidad sobre sus actos, ¿cómo puede ser que aquí no??.

Claramente, a la mujer del Cesar le montaron tal palacio, que ya ni se acuerda de lo que tenía que hacer…

Y luego queremos trasladar confianza a los alemanes.

Otros ejemplos de diferentes actuaciones:

El gobierno americano demanda a la banca.
Islandia demanda a los banqueros y los mete en la cárcel-

No hay comentarios:

Publicar un comentario